Esquema básico de arte egipcio y mesopotamico

ARTE EGIPCIO

CRONOLOGÍA.

En el año 3000 a. C. Menes unifica el Alto y Bajo Egipto. Hasta entonces estaba dividido en Nomos, cada uno con su Tótem sagrado.

  • Imperio Antiguo: (3000 – 2150 a. C).

Se subdivide en:

  1. Período Predinástico (3000 – 2650 a. C.).

Los hallazgos  arqueológicos hacen suponer que fue en el Alto Egipto,

en  Badari y en Nagada, principalmente, donde tales formas culturales

adquirieron un desarrollo más brillante. En la primera fase de la

civilización de Nagara las paletas de esquisto muestran, dentro de su

planimetría, contornos de animales (tortuga, cabra montés, elefante, etc)

con variados grados de abstracción; en la fase final, en cambio, el

contorno delimita figuras geométricas simples (rectángulo, triángulo),

y en la superficie en donde se labran, a veces con un relieve muy

acusado, episodios narrativos (paleta del toro) o simplemente

figurativos (paleta con jirafas, perros y palmera)

  1. Imperio Antiguo (2650 – 2150 a. C.).

–          Se realizan todas las conquistas arquitectónicas.

–          Es el periodo de las pirámides.

–          La capital esta en Menfis.

–          Es una monarquía autocrática con el Faraón. Seguridad en la vida.

  • Primer periodo intermedio (2150 – 2050 a. C.).
  • Imperio Medio (2050 – 1780 a. C.).

–          La capital es Tebas.

–          No hay pirámides.

–          Se construyen hipogeos (tumbas excavadas en la roca).

–          Se pierde la seguridad en la vida.

  • Segundo período intermedio (1780 – 1550 a. C.).

–          Invasión de los hiksos.

  • Imperio Nuevo (1550 – 1080 a. C.).

–          Aparecen los grandes templos, localizados en Karnak y Luxor.

–          Akhenaton convierte a Egipto al monoteísmo.

FUNDAMENTOS DEL ARTE EGIPCIO.

La civilización del Egipto antiguo ha aportado una religiosidad elevada, avances científicos y un arte de gran originalidad. Examinemos algunos de los aspectos de esa civilización que influyeron en sus creaciones artísticas:

– Religión:

El culto a los dioses y las ideas sobre la vida de ultratumba impregnan todas las manifestaciones del arte egipcio y de manera más relevante su arquitectura, limitada a una finalidad religiosa y funeraria.

– Influencia del vivir agrario:

La del Egipto antiguo fue una civilización fluvial, de base agraria y la influencia de la economía agraria no es menor, en las formas artísticas, que la de las concepciones religiosas. En el mundo agrario nace la geometría, la medida, el catastro. Estos nuevos hábitos mentales enmarcan la arquitectura, su disposición de planos cuadrangulares, su aparejo de losas geométricas, y enriquecen los temas de la pintura, se introducen en los elementos arquitectónicos y refuerzan el sentido de las proporciones de la estatuaria.

– Monarquía divina:

Desde que Menes unifica el Alto y Bajo Egipto el faraón tiene carácter sagrado, es un dios en la tierra, y la supervivencia en la vida de ultratumba depende de su proximidad. Sólo así se explica la existencia de un pueblo que vivió para construir las tumbas de sus reyes. Asombra la desproporción entre la magnitud de las pirámides y su función.

ARQUITECTURA EGIPCIA.

Características:

–          Se trata de construcciones en piedra, labrada de manera geométrica (sillares).

–          El rasgo más evidente de esta arquitectura es el colosalismo. La edificación resulta desproporcionada en relación a su función.

–          Es una arquitectura arquitrabada, basada exclusivamente en líneas horizontales y verticales o, como en las pirámides, en un dispositivo diagonal. El máximo problema de la arquitectura arquitrabada es la elevación del edificio, pero el egipcio con la grandeza de los sillares y la disposición diagonal de la pirámide obtuvo medidas hasta entonces nunca alcanzadas. En los templos, la cubierta plana exigió la multiplicación de elementos sustentantes (columnas) y la alternancia del patio sin cubierta con la sala hipóstila llena de columnas.

–          La columna es un elemento fundamental. Juega un papel decorativo y sustentador. Sus capiteles se esculpen en forma de hojas de loto, de papiro o de palma. En un principio las columnas fueron simples haces de troncos, luego se sustituyeron por los fustes de piedra, pero con una disposición de estrías verticales que recordaba los fustes vegetales; sólo posteriormente el fuste liso señaló un distanciamiento con los orígenes. No obstante, le recuerdo del árbol perduró en los capiteles.

Cronología:

1. Imperio Antiguo:

El tipo más antiguo de enterramiento es el de Mastaba, que era la tumba de los personajes nobles, sacerdotes y de los primeros faraones. El deseo de grandeza en le faraón provoco la superposición de mastabas para distinguir la tumba real apareciendo así las Pirámides, como la de Zóser, que son mastabas superpuestas. La mastaba estaba compuesta por dos pisos; la capilla arriba y la sala funeraria –serda– abajo. Decorada con pinturas y esculturas. Las pirámides, siendo la más importantes la de Keops, estaban rodeadas de edificaciones menores, entre las que destaca la Gran Esfinge.

2. Imperio Medio:

Se construyen los Hipogeos, que son tumbas excavadas en la ladera de una montaña. Son tumbas enriquecidas por pinturas y de un singular valor arqueológico por su ajuar. El tesoro de Tutankamón ha sido el más valioso de los conservados.

3. Imperio Nuevo:

Impulsan la construcción de Templos. Estos están compuestos por la avenida, en la que se suceden las hileras de esfinges, el obelisco y los pilonos, que marcan la entrada. Una vez dentro, un patio rodeado de columnas marca el acceso a la sala hipóstila (de columnas) que estaba recubierta de un techo de madera pintada. Tras esto entramos en la zona noble, compuesta de las habitaciones de los sacerdotes y la cámara del altar del dios.

Aparecen los Speos, destacando el de Abu–Simbel, que son templos de auxilio excavados en la roca, y los Hemispeos, con parte en la roca y parte fuera de ella.

4. Última Etapa (hasta el 33 a. C.):

Son construcciones pequeñas (templo de Isis).

PLASTICA EGIPCIA.

Características:

De su carácter funerario deriva su concepción y sus rasgos formales.

–          Presenta un hieratismo solemne.

–          Arcaísmos (almendrado de los ojos, falta de expresión, etc.).

–          Ley de la frontalidad, que se refuerza con la disposición de los brazos a los lados del torso y la rigidez de la nuca).

–          En los grupos, las diferentes figuras se yuxtaponen, adoptando una misma posición.

–          Cabelleras y barbas se reducen a una serie de líneas paralelas, sin que nada rompa la hierática solemnidad de lo inmóvil.

ESCULTURA EGIPCIA.

Características:

En las primeras dinastías se alterna el trabajo de la pequeña estatuilla de marfil con el coloso de piedra. La influencia religiosa y el ansia de realismo se comprueban en las denominadas “cabezas de situación”, que se adaptaban a cuerpos hechos en serie; sólo el rostro se consideraba en ese momento como personificación del difunto. De esta etapa data el Escriba sentado.

En el Imperio Medio el arte se acerca a la realidad cotidiana y pueden percibirse algunos sentimientos y expresiones. Las figuras se alargan y la comparación de varios retratos de un mismo faraón trasluce los estigmas de la edad. La estatuaria abandona los valores intemporales de las obras de tumba y se acerca a la vida.

El Imperio Nuevo es el momento decisivo para la plástica, de renovación en las técnicas, en los temas, en la sensibilidad. La escultura adquiere una extraordinaria dulzura, como podemos ver en le busto de Nefertiti. Los relieves representan escenas de la vida cotidiana y no rehuyen los motivos desagradables.

–          Cuanto más representan a alguien, su supervivencia en otra vida será más segura.

–          Ley de la frontalidad.

–          Perspectiva conceptual.

–          Ley de jerarquía (el faraón más grande).

–          Ley del marco (la composición debe estar dentro de él).

–          Los materiales utilizados son la piedra, le hierro y el marfil.

–          Son de temática religiosa o retratos.

Imperio Antiguo:

–          Busto de Zóser, triada de Mikerinos.

–          Monumentalismo, majestuosidad e idealización.

–          El realismo se impone en esculturas que no representan al faraón.

Imperio Medio:

–          Aspecto psicológico de la escultura. Dramatismo.

Imperio Nuevo:

–          Vuelve el monumentalismo y el hieratismo.

–          Destaca la producción de Ramses II (Abu–Simbel), con el pasaje de la monarquía, caracterizada por el naturalismo.

PINTURA EGIPCIA.

La pintura había sido cultivada con escaso entusiasmo durante las primeras dinastías, y es en los hipogeos del Imperio Nuevo cuando recibe atención y desplaza al relieve.

Características:

–          El amor a la naturaleza es una constante.

–          Igual que en el relieve, la posición de las figuras se define por su frontalismo convencional, en el que se combinan las perspectivas de frente y de perfil.

–          Se rehuye cualquier efecto de profundidad; las figuras se yuxtaponen en un plano o se superponen en varios niveles en vertical.

–          A diferencia de la escultura, la pintura capta el movimiento.

–          Se representan escenas cotidianas de la vida de Egipto.

ARTE DE MESOPOTAMIA

INTRODUCCIÓN.

En las tierras regadas por el Tigris y el Eúfrates se desarrollan dos civilizaciones de fundamentos distintos y que van a suscitar dos manifestaciones artísticas de valores opuestos. Los sumerios–acadios construyen templos; los asirios palacios–fortalezas; la escultura sumeria y babilonia rinde culto a los reyes pacíficos, cuyos atributos son rollos con leyes o planos; los asirios se retratan con fustas o látigos y en sus relieves plasman escenas de conquista y sumisión de pueblos.

LOS SUMERIOS.

Arquitectura:

En la sociedad sumeria el arquitecto disfrutó de alta estimación. En esta región se va a efectuar uno de los descubrimientos trascendentales de la historia de la arquitectura: el arco. El constructor se encontraba con dos carencias, la madera y la piedra. La ausencia de estas impedía cualquier sistema arquitrabado. Su único material era el barro, con el que podían elaborar pequeñas piezas (adobes y ladrillos), pero que por su escaso volumen y consistencia no permitían el arquitrabe. Así tuvieron que colocarlas en una disposición radial que ofrecía mayor consistencia que la horizontal de grandes piedras. Había nacido el arco. Y con él la bóveda.

En ciudades gobernadas por sacerdotes las construcciones sagradas alcanzan una amplitud sin precedentes. El templo no era un edificio, sino una pequeña ciudad, con plazas, sectores de habitaciones, una alta torre denominada ziggurat, etc. Los palacios son igualmente gigantescos y se ordenan en torno a un patio. Los sucesivos pueblos que dominan el espacio mesopotámico no aportarán nada sustancialmente nuevo a la arquitectura, aunque se puede distinguir una mayor riqueza, con la utilización de ladrillos esmaltados y bajorrelieves de alabastro.

Escultura:

La escultura sumeria tiene siempre un contenido religioso, la asiria asume una función política de propaganda y de exaltación de los reyes.

En el periodo inicial los rasgos de arcaísmo prestan una deliciosa ingenuidad a las esculturas orantes; cabeza enorme en relación con el cuerpo, ojos coloreados con un círculo intenso, quietud absoluta y sensación de recogimiento, etc.

Cuando Summer es conquistada aparece en el arte un nuevo género, la estela, bloque de contorno irregular en el que se graba algún texto bajo un relieve.

Los rasgos de las estatuillas votivas arcaicas se mantienen en el periodo denominado neosumerio. Otra vez encontramos el canon corto, las manos cruzadas, el estatismo imperturbable, pero ya en las mejillas, en los labios y barbilla se percibe un modelado y en le rostro una expresión de dulzura, como observamos en la Estela de Hammurabi.

Cuarto milenio antes de Cristo:

–          Construyen templos en adobe, por lo que utilizan el arco y la bóveda.

–          Escultura bastante pobre, basada en figuras de arcilla. Se da en Ur sobre todo. Es de temática religiosa, de talla sencilla y rígida. Carece de naturalismo.

–          Aparecen cilindros y sellos hechos en piedra y bronce.

Periodo Protodinástico:

–          Los sumerios gobiernan la Baja Mesopotamia. La ciudad dominante era Ur.

–          Entre los templos destaca el ziggurat, que era un recinto de forma piramidal escalonada al que se accedía por medio de rampas. Estaba rematado por un santuario dedicado al dios local, que también servia de observatorio astronómico.

–          Los muros de los templos están en talud (inclinados), y, a veces, presentan contrafuertes.

–          Emplean el sistema abovedado.

–          En la escultura aparece la estela, de forma irregular, en la que aparecen inscripciones.

–          Con los arcanos vuelve el neosumerio. De este periodo se conservan bastantes esculturas hechas con basalto y alabastro. Son de canon redondeado. Presentan las manos en oración.

–          De gran solemnidad, poseen una gran fuerza en los ojos.

LOS ASIRIOS.

–          Se localizan en el norte de Mesopotamia. Destaca la ciudad de Asur.

–          Predomina la horizontalidad, sólo rota por el Ziggurat.

–          El palacio era una gran construcción, con torres de vigilancia y accesos mínimos. Las puertas estaban decoradas con motivos de toros alados antropocefálicos. Los muros del interior del palacio estaban repletos de relieves.

–          A partir del siglo VI a. C. destaca la ciudad de Babilonia, con Nabucodonosor. Babilonia estaba rodeada de una doble muralla con contrafuertes, en la que se encontraban los jardines colgantes. El ziggurat estaba dedicado al dios de la ciudad.

–          Vidriaban ladrillos de barro.

–          Usaban el sistema abovedado; bóvedas y arcos de medio punto hechos con adobe y ladrillo vidriado policromado.

Escultura:

La finalidad esencial del arte asirio es la glorificación del soberano. Introduce en los retratos, de canon más alargado, una expresión solemne, deshumanizada, y diversos símbolos de dominio. La cumbre del arte asirio se encuentra en los relieves, en los que plasman escenas de caza y de guerra. Pero es en las escenas de caza del palacio de Asurbanipal donde este arte vivaz alcanza su máxima expresividad. Los escultores asirios tratan a la figura humana con una serie de convencionalismos (barba rígida, modelado sumario,…) pero en los animales el vigor expresivo señala una de las cimas del arte antiguo. La leona herida es el ejemplo más conocido de esta combinación de tensión y rigidez.

–          Canon alargado, expresión solemne. Representan diversos símbolos de dominio.

–          Mayor naturalismo. Patetismo.

–          Barba postiza y brazo izquierdo en ángulo.

–          Vestimenta en espiral.

–          Planos lisos. Gran dominio del movimiento.

–          Se utiliza la piedra y el bronce.

–          Se representan escenas bélicas, cortesanas o de caza.

–          Relieves:

  1. Es lo más importante de la escultura asiria.
  2. No existe perspectiva.
  3. No dejan nada vacío.
  4. La narración se distribuye en registros horizontales.
  5. La diferencia jerárquica se aprecia en el tamaño de los personajes.

ARTE PERSA

ARQUITECTURA.

Los palacios se construyen sobre grandes plataformas y emplean ladrillos, madera y piedra como materiales constructivos. En el palacio destacan la sala de audiencias, llamada apadana y las enormes columnas con capiteles de temas animalísticos que sostenían cubiertas arquitrabadas de madera. Los lienzos de los muros de los palacios así como los de las escaleras y rampas se adornaban con variados relieves. Quedan interesantes restos del palacio de Persépolis y de Susa. En este último encontramos magníficos relieves de cerámica vidriada conocida como de los arqueros.

El carácter peculiar de la religión persa hace que no se construyan templos, salvo pequeñas torres, donde se encendía el fuego dedicado al dios del bien Ahura Mazda.

La arquitectura funeraria ofrece monumentos muy importantes, siendo de gran originalidad la Tumba de Ciro, inspirada seguramente en un ziggurat mesopotámico y de posible influencia helénica. Otro tipo es el hipogeo, como la Tumba de Darío, en la que se aprecia la influencia egipcia.

–          Emplean el adobe, el ladrillo y la piedra (en partes nobles del edificio).

–          Sistema arquitrabado.

–          El elemento más original es la columna.

–          Los techos eran de madera.

–          La construcción fundamental es el palacio, elevado sobre terrazas, de proporciones gigantescas. A estos, a diferencia de los asirios, se accede por escaleras. Dentro del palacio real destaca la Sala Apadana.

–          Los principales restos se encuentran en Persépolis y Susa.

ARQUITECTURA FUNERARIA.

–          Destaca la Tumba de Darío.

  1. Es un hipogeo.
  2. Tiene influencia egipcia.
  3. Posee dos cuerpos; el superior presenta decoración en relieve, mientras que en el inferior, destaca su sistema arquitrabado.

–          Escasa decoración interior.

–          No hay templos.

ESCULTURA.

–          Prácticamente no existe la escultura exenta.

–          Hay abundantes relieves.

–          Canon esbelto, gran elegancia.

–          Destaca la cerámica vidriada, de influencia mesopotámica (Arqueros del palacio de Susa).

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)
Be Sociable, Share!
  • vuible Esquema básico de arte egipcio y mesopotamico
  • more Esquema básico de arte egipcio y mesopotamico

Articulos y artistas relacionados:

2 comentarios
  1. Muy buena informacion

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
  2. esta información es buena
    me ayudo a hacer la tarea de artes
    estoy muy agradecido con el que publico esta información

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
Comentar